5 piscinas para refugiarse del calor

5 piscinas para refugiarse del calor

Empezamos a escuchar con frecuencia aquello de…¡Qué calor!, más aún en las calles de Madrid; por eso hemos preparado cinco propuestas de piscinas en las que no nos importaría sumergirnos este verano.

“A la piscina sin mojarse”, una instalación de Leonarsdo Elrich para el Museo de Arte del Siglo XXI en Kanazawa.

En quinto lugar una piscina artificial (literalmente), ya que en ella no podrás refrescarte, aunque realmente creerás estar dentro del agua.

Se trata de una instalación que Leonardo Elrich creó en 2011 en el Museo del Arte del Siglo XXI en Kanazawa (Japón), simulando el interior de una piscina. Elrich es un artista plástico argentino que siempre logra sorprender a su público trabajando sobre la percepción de las cosas mas coloquiales.

Los visitantes podía entrar en el interior de esta increible piscina y observar hacia arriba sin mojarsse, lo que proporcionaba una auténtica sensación de estar debajo del agua, mediante un espacio vacío rodeado por paredes de color aguamarina y una capa de 10 cm de agua suspendida sobre vidrio transparente arriba. Con el sol brillando directamente a través de este espacio hermético se ofrecía un espectáculo fascinante de las sombras líquidas.

5

“Casa espejismo” en la isla griega de Tinos, de los arquitectos Kois & Asociados.

Cuarto lugar para esta vivienda por su “infinity pool”, que, a pesar de ser increíblemente impactante, no deja de estar reservada para sus propietarios…¡Qué envidia!.

La vivienda se sitúa en una colina empinada y rocosa en la isla griega de Tinos, y tiene increíbles vistas al mar Egeo. La premisa principal era la fusión de arquitectura y entorno, lo que se consigue mediante la creación de un “oasis invisible”.

Esto se consigue mediante un espacio habitable de un solo nivel, cubierto por una piscina sin montura, creando un efecto visual de agua que se extiende hacia el horizonte fundiendo la vivienda con el paisaje marino. Se emplean materiales adicionales traídos directamente del entorno mas cercano.

Las paredes laterales de la vivienda, realizadas con piedra, la pared posterior que se cubre con el terreno, y una cubierta materializada mediante una capa de agua, proporcionan un aislamiento muy eficiente que mantiene los espacios interiores frescos.

Su emplazamiento fue cuidadosamente escogido para proteger a la vivienda de los vientos dominantes, así como para reducir el impacto de excavación en el paisaje.

1

Datos del proyecto:

Ubicación: Isla de Tinos, Grecia

Año: 2013

Área: 198 metros cuadrados

Arquitecto: Kois & Asociados

 

Piscinas de Berlín en el Río “Spree”, un proyecto de Fernando Menis, Felipe Artengo y José Maria Rodriguez, con la colaboración de Gil Wilk.

Tercer lugar para unas piscinas de agua dulce en el río Spree de Berlín, que se han convertido en referencia y que pueden usarse tanto en verano como en invierno, ¡aptas para todos los públicos!

Siguiendo la tradición de las piscinas públicas en el “Spree” de finales del siglo XIX, el proyecto entiende la ciudad de Berlín en una relación más cercana con el río a través de una piscina flotante dentro de él, retomando una vieja tradición. Se trata de una barcaza como las que surcan cada día el río transportando materiales reconvertida en piscina, con una playa a modo de plataformas de madera que permiten el ocio, el relax y el disfrute. Esta piscina se ha convertido en un icono ciudadano y turístico de Berlín a pesar de su pequeño tamaño y su ejecución de bajo coste. Un segundo proyecto, de Gil Wil Architekten con Thomas Freiwald hace posible convertir la piscina en sauna durante la temporada fría.

Estas piscinas cuentan además con el apoyo de una zona de ocio y bar, con DJ los fines de semana. Se ofrecen también clases de yoga, masajes o deportes de agua.

 

2

Vídeo de las piscinas aquí.

Las piscinas de mar en Leça de Palmeira del arquitecto Álvaro Siza.

Segundo lugar para un monumento al mar, unas piscinas perfectamente integradas en el lugar, y que consiguen claramente potenciarlo.

Se trata de una de las primeras construcciones de Álvaro Siza como arquitecto independiente. Son las piscinas de mar, en Leça da Palmeira, Portugal. Es una playa en Matosinhos, ciudad natal de Siza y aledaña a Oporto. Fueron inauguradas en 1966.

El proyecto, que incluye dos piscinas, una de adultos y otra de niños, una cafetería y baños, está situado por debajo de la línea de acceso que recorre la playa. Una serie de muros de hormigón visto, interiores de madera oscura, cubiertas de cobre y las rocas existentes conforman la arquitectura de estas piscinas donde querrías pasar todo el día.

Os dejamos una serie de comentarios del propio Siza sobre su proyecto, donde queda patente el interés del arquitecto por el entorno y su relación con la arquitectura.

La relación entre naturaleza y construcción es decisiva en arquitectura. Esta relación, fuente permanente de cualquier proyecto, es para mi una especie de obsesión; siempre fue determinante en el curso de la historia y, a pesar de ello, hoy tiende hacia una extinción progresiva.”

Mi proyecto pretendía optimizar las condiciones creadas por la naturaleza, que ya había iniciado por su parte el diseño de una piscina en aquel mismo sitio. Era preciso sacar partido de las rocas, completando la contención del agua tan sólo con las paredes que resultasen estrictamente necesarias. Así nació una ligazón mucho más estrecha entre lo natural y lo construido”

Una arquitectura de grandes líneas y de amplias paredes buscaba así un encuentro con las rocas en el lugar adecuado. El objetivo consistía en delinear una geometría en aquella imagen orgánica: descubrir lo que estaba disponible, y prepararlo para recibir la geometría. Arquitectura es geometrizar.”

 

3

Plataforma marítima para bañistas en Kastrup Sobad, de White Architekter AB.

En el primer lugar de este particular ranking, este proyecto de White Arkitekter AB, por la capacidad de delimitar un espacio existente, transformarlo y adecuarlo para su uso, manteniendo una agradable relación con la naturaleza. El proyecto consiste en una plataforma que permite a las personas acceder al mar como si se tratase de una piscina. Además provee vestuarios, baños y lugares con sombra y con sol, utilizando formas simples que contrastan con el mar. En la costa, un segundo edificio contiene los sanitarios. Una pasarela de madera, que une la playa y la plataforma, es una invitación para los que están en tierra firme.

La plataforma está asentada sobre un sistema de pilotes que la coloca aproximadamente un metro por sobre el nivel del mar. Toda la estructura portante ha quedado a la vista. En un recorrido visual, tanto desde la propia plataforma como desde la playa, el volumen se vuelve cambiante a medida que el observador se desplaza. La forma en círculo crea un espacio interior que protege del viento y encierra un espacio abarcable dentro de la inmensidad del mar.

El acceso a la plataforma es libre y está siempre abierto al público. La iluminación favorece el uso de la plataforma también por la noche y le otorga una fisonomía cambiante.

Amager Strandvej 06-2005

Categorías:

Pablo Gómez
Pablo Gómez
Madrid, España
Arquitecto
La arquitectura habla de sociedad, de política, de economía y de filosofía, de creatividad y de técnica, con el objetivo de mejorar la ciudad y la vida de sus habitantes. ¿Quién no querría ser arquitecto?.
Autores Habituales