¿Adios a la calefacción?

¿Adios a la calefacción?

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) y Solvia (la Inmobiliaria de Banco Sabadell) dieron a conocer recientemente los proyectos premiados en el concurso de ideas “Proyecto Madrid 0,0”, cuyo objeto era el estudio de una promoción inmobiliaria residencial con estándares de consumo de energía casi nulo en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz. El jurado ha otorgado el primer premio a los arquitectos César Ruiz-Larrea Cangas y Antonio Gómez Gutiérrez, del estudio Ruiz-Larrea & Asociados. La propuesta propone el uso de sistemas y materiales que permiten construir viviendas colectivas que no necesitan instalaciones activas de calefacción ni refrigeración.

metalocus_solvia-ruiz-larrea_04_1280

metalocus_solvia-ruiz-larrea_08_1024

“El mundo está cambiando. Nuestra mentalidad está cambiando. No son frases hechas, es una realidad. El despertar colectivo de una conciencia global es ahora más patente que nunca, siendo capaz de convertir la individualidad del ser humano en una globalidad catalizadora, ávida de transformaciones. Ahora sí sabemos que nuestros actos y formas de vida tienen consecuencias, bien sean inmediatas o futuras, en nuestro entorno más cercano o a miles de kilómetros de distancia. Nuestras ciudades tienen que dar respuesta a todos estos cambios que están surgiendo, y con ella nuestros edificios. Los crecientes costes de la energía, el agotamiento de recursos y el cambio climático han orquestado todo este cambio de tendencia, los planteamientos antes rechazados son ahora más que válidos para dar respuesta a necesidades actuales. Es una nueva era la que estamos empezando a caminar a ritmo de consumo y demanda, replanteándonos nuestra forma tradicional de construir, utilizando nuevas herramientas o simplemente repensando las actuales. “0,0 La Sin de Solvia” mostrará cuáles son estas nuevas herramientas y su manera de combinarlas y aplicarlas para que nuestros edificios no demanden nada más que lo estrictamente necesario, siendo capaces de acondicionarse con el mínimo consumo de recursos. Así, sistemas como la recuperación de calor, el exacto dimensionamiento de aislamiento y carpinterías, junto con el uso de materiales como la madera se conviertan en los ingredientes perfectos para elaborar una vivienda 0,0: La primera vivienda colectiva en España que apuesta por la reducción al mínimo de sus instalaciones activas de calefacción y refrigeración.”

metalocus_solvia-ruiz-larrea_01_1280

Las particularidades del proyecto en palabras de los propios arquitectos:

Ante el reto de “Madrid 0,0” nos surgió la siguiente pregunta: ¿Se puede realmente llegar a construir viviendas en Madrid con la mínima necesidad de sistemas activos de calefacción y refrigeración? La respuesta rotunda fue que si. Desde ese momento se empezó a proyectar el edificio teniendo en cuenta su baja demanda energética no como un fin, sino como un punto de partida, que nos acompañase en cada decisión de proyecto. Por ello, y para poder lograr nuestro objetivo, nos basamos en cinco pilares fundamentales:

  • Minimizar las pérdidas mediante un correcto aislamiento.
  • Perfectos detalles constructivos para evitar los puentes térmicos
  • Estanqueidad al aire
  • Sistemas activos basados en la recuperación de calor
  • El hueco, precisión de la piel como fuente de calefacción

Aislamiento. Estos nuevos niveles que redefinen los límites que debemos exigir a nuestras viviendas pasan por adecuar el tipo de aislamiento y el espesor al clima en el cual nos situamos. La capacidad de éste material no es solo la de protegernos contra el frío, sino que es igual de importante y efectivo para proteger¬nos contra el calor. El aislamiento tiene que empezar a pensarse para la estación de verano como se ha hecho hasta ahora para la estación de invierno. Lo fundamental, como principio elemental en esta nueva concepción térmica de vivienda, es conservar la energía que nos hace estar en confort.

Puentes térmicos. La premisa básica es conseguir una construcción libre de puentes térmicos. Se tienen que pensar, calcular y ejecutar correctamente en todos los encuentros, para conseguir así no derrochar nada de energía. Por ello es tan importante la continuidad del aislamiento en todos los paramentos de nuestras viviendas. En “0,0: La Sin de Solvia”, este aspecto se resuelve al independizar térmicamente el espacio habitable y acondicionado de la estructura por todas sus caras y separarlo, de la misma manera, del resto de espacios, lo que nos permite tener solucionados los encuentros con la menor pérdida energética posible.

Estanqueidad al aire. En el caso de las viviendas proyectadas en Torrejón de Ardoz, la estanqueidad está totalmente garantizada ya que se plantea una envolvente continua sin juntas. Los puntos que podrían considerarse débiles, por los que se producen la entrada de instalaciones, están controlados mediante unos espacios en los testeros de las viviendas. De la misma manera, las carpinterías propuestas son específicas para garantizar la hermeticidad. Así, no confiamos la ventilación a la permeabilidad de la envolvente sino que la realizamos mediante el equipo de ventilación que utilizamos para la renovación de aire.

Recuperación de calor. Proponemos utilizar un Sistema VMC de Doble Flujo Plurifamiliar Centralizado que se basa en un sistema de ventilación que consta de dos extractores colectivos en cubierta por cada bloque de viviendas, grupo de insuflación para insuflar el aire nuevo del exterior hacia dormitorios y salones, grupo de extracción para expulsar de cocinas, baños y aseos el aire viciado. Cada vivienda dispondrá de su propio recuperador de calor lo que permitirá la recuperación de hasta un 94% de las calorías del aire extraído gracias al intercambiador de alto rendimiento de cruce de flujos.

El hueco. El principal problema del hueco es que se convierte en el principal puente térmico que tiene una vivienda. Por ello y para convertirlo en el principal elemento de captación solar en el invierno, el hueco está calculado para encontrar el equilibrio perfecto entre estos dos condicionantes, lo que nos da valores de transmitancia para Madrid de hueco en torno a los 0,5-0,8 kWh/m2 y un Factor Solar entre 0.4 y 0.55, en función de su altura y la radiación solar recibida. En verano, estos huecos se acompañan de una piel exterior, compuesta por lamas y un voladizo, que le garantizan estar en sombra. En invierno, este vidrio se proyecta en su plano mas exterior, de forma que queda totalmente expuesto a la radiación solar, y así, ayudamos a la climatización del espacio interior.

metalocus_solvia-ruiz-larrea_03_1400

metalocus_solvia-ruiz-larrea_05_1280
Información y texto: COAM / Ruiz-Larrea & Asociados

Fotografías: Ruiz-Larrea & Asociados

Bruno León
Bruno León
Berlin, Germany
Editor in Chief
Living an adventure at archtalent.com. Architecture is my life. Always learning and trying to imagine a better world. Passionate traveler and music lover.
Autores Habituales