Jan Gehl: “Los arquitectos viven desconectados de las personas”

Jan Gehl: “Los arquitectos viven desconectados de las personas”

Enorgullecerse de una ciudad por sus infraestructuras que facilitan entornos seguros para las bicicletas o la propia movilidad de los peatones, es hacerlo de los verdaderos artífices del cambio, y para eso habría que remontarse muchos años atrás. Una constante durante todos estos años ha sido el urbanista y arquitecto danés Jan Gehl, que a sus 78 años sigue defendiendo las teorías con las que ha conseguido por ejemplo que cerca del 50% de la población de Copenhague se mueva a diario en bicicleta. Como él mismo explica: “El resultado es que hoy es una ciudad más sana, con mejor calidad de aire, más viva y segura porque a la gente le gusta salir a la calle”, asegura.

La capital danesa es desde hace tiempo un experimento que el resto de ciudades mira algo mas que de reojo, y por el que otras ciudades como Nueva York, Melbourne, Guanghzou, Sao Paolo, Zurich y Londres han decidido acudir a Jan Gehl, quien trabaja como consultor desde su oficina Gehl Architects.

Bajo el marco de una conferencia sobre ciudades sostenibles impartida recientemente en la ciudad de Basilea, el arquitecto fue entrevistado por el diario suizo Tages Wocke, de donde se extraen cosas tan interesantes como que las ciencias sociales y la psicología deberían tener más (o simplemente tener con mayúsculas) peso en los programas de las escuelas de arquitectura, ya que “sabemos más sobre el hábitat del oso panda que del ser humano”. En las propias palabras de Jan Gehl, cansado de ver cómo la planificación urbana se olvida por completo del ser humano. “Los arquitectos y los planificadores de ciudades viven desconectados de las personas. Se proyectan enormes edificios que miran al cielo y se añaden más carriles para los coches, pero se olvidan completamente de lo que ocurre en el suelo. Ese espacio donde los humanos se mueven, viven e interactúan”.

La entrevista completa haciendo click aquí.

Tras una vida estudiando el comportamiento de los seres humanos en entornos urbanos, Jan Gehl publicó hace ya 5 años Cities for People, donde desmonta toda teoría sobre la construcción de ciudades en torno a los coches, a la vez que propone soluciones para crear ciudades atractivas y sostenibles.

Primera creencia popular: “La peatonalización y la utilización de la bicicleta es una cuestión cultural. Puede funcionar en los países escandinavos pero nunca en países como EEUU o China” (…) “Cuando se empezó a peatonalizar Copenhague en los años 60, hubo muchas voces críticas con el proyecto. ‘Somos daneses, no somos italianos. Será un fracaso total’, dijo más de uno”, explica Gehl.

Contrasta esta situación con el Copenhague actual, donde más del 47% de la población utiliza la bicicleta como principal medio de transporte para ir a trabajar en una red de más de 400 kilómetros de carriles bici. Ir en bici en la capital danesa transciende a las clases sociales. “Hay ministros que la utilizan para acudir al parlamento; hombres de negocio van a trabajar en ellas e, incluso, el príncipe la utiliza para llevar a sus hijos a pasear”, explica.

Por lo tanto: “Da igual de donde eres, los fundamentos son muy similares. Los humanos somos previsibles. Si creas buenos espacios acudirán en masa. Si el espacio es malo, lo abandonarán”.

Segunda creencia popular: “Si quitamos los coches del centro, será un desastre para la economía de mi ciudad”. A lo largo de los años, Gehl junto con las autoridades de Copenhague han logrado disminuir el tráfico en un 30%. En el mismo periodo, las ventas en los comercios del centro subieron un 32%.

Por lo tanto: Disminuir el tráfico no es solo más sano para los ciudadanos, también puede beneficiar la economía de una ciudad.

Tercera creencia popular: “Si hay mucho tráfico, la mejor solución es añadir nuevos carriles y hacer la vida más fácil para el automóvil” (…) “En Copenhague tenemos quizá el único responsable de tráfico del mundo cuyo trabajo consiste en complicarle la vida al coche y no al contrario”, explica Gehl. “Cuando amplías carriles lo único que haces es crear más tráfico. En los primeros meses fluye un poco más, pero al cabo del tiempo la situación vuelve a estar como antes. Empezamos a ver casos como el de Seúl, donde el alcalde recuperó un río y lo convirtió en un parque. Antes estaba cubierto por una autopista que atravesaba la ciudad. La solución tradicional hubiera sido compensarlo con otra autopista en otra parte de Seúl. Pero no la han hecho dejando que el tráfico se corrija solo”.

Por lo tanto: “Si quieres disminuir el tráfico, la mejor solución es quitar carriles no añadirlos. Todos los estudios realizados al respecto demuestran que añadir carriles es solo un parche que no acaba con la congestión”.

Cuarta creencia popular: “La mejor forma de planificar ciudades es desde el aire”. Gehl llama a esta afección El síndrome de Brasilia. La capital brasileña creada de la nada en los años 50 se proyectó para emular las formas de un águila desde el aire. “Desde un avión es increíble y desde un helicóptero también pero en el suelo, a nivel de la vista, es un auténtico espanto. Las calles están vacías y sin vida”. Gehl se refiere a lo que considera el mayor error de los urbanistas contemporáneos. “Se reúnen alrededor de maquetas tridimensionales para analizar desde arriba pero no prestan atención a la escala humana. Lo mismo pasa con arquitectos que compiten por mostrar su individualismo con grandes torres que en el suelo son sitios fríos y distantes para los humanos. Algunos de los sitios más acogedores para el ser humano son feos desde un avión. Hablo, por ejemplo, de barrios como Kartoffelrækkerne en Copenhague. Si presentaras estos edificios en clase de arquitectura te echarían de allí pero en la calle es una maravilla. Tiene proporciones perfectas, un clima muy agradable porque entra el sol y el viento pasa por encima. Las casas son de las más caras de la ciudad”.

Por lo tanto: “Lo importante no es cómo se ve un edificio desde el aire. Es cómo se vive en la escala humana”.

Información: Gehl Architects / Tages Woche / Yorokobu

Bruno León
Bruno León
Berlin, Germany
Editor in Chief
Living an adventure at archtalent.com. Architecture is my life. Always learning and trying to imagine a better world. Passionate traveler and music lover.
Autores Habituales