Pequeñas lecciones de arte y arquitectura en el festival de Música Coachella.

Pequeñas lecciones de arte y arquitectura en el festival de Música Coachella.

Cada año se espera con impaciencia el cartel con el “line up” del festival californiano de Coachella (Coachella Valley Music and Arts Festival) que abre la temporada de festivales, y marca el guión de las bandas que recorrerán el resto de festivales. Pero en el cartel, abajo, y en letras pequeñas, hay algo a lo que poca gente presta atención, y es que el festival de Coachella es también una celebración a las artes, por lo que cada año presenta un “line up” con diferentes artistas y colectivos que participan con distintas propuestas e instalaciones, responsables en gran medida del carácter del propio evento.

Organizar un festival resulta que es un magnifico ejercicio de arquitectura y urbanismo. La música es protagonista…por supuesto, y ese debe ser siempre el objetivo, que exista tal armonía en el conjunto de infraestructuras que simplemente no reparemos en ellas, pero que nos permitan vivir una experiencia mucho mas completa.

En el festival de Coachella podemos ver escenarios que introducen un nuevo factor en su diseño: el entorno; lejos de darle la espalda al lugar y al tiempo, hacen que sean valores añadidos, levantando escenarios que no se podrían repetir en otro lugar.

Se trata de una propuesta que introduce instalaciones cuyo objetivo es cambiar la forma en que la gente disfruta estos eventos desafiándolos a ser agentes activos y no meros espectadores, promoviendo la contemplación, la transformación y la interacción en el festival. 

Estas son algunos de lo ejemplos que pudimos ver en la pasada edición.

2squared.

Charles Gadeken es un escultor experimental cuyo principal objetivo es realizar obras interactivas con el potencial de asombrar a todos los espectadores. Sus obras vuelven momentos cotidianos en algo mágico e inesperado. En la pasada edición de Coachella presentó un par de obeliscos de 15 metros de alto hechos a partir de tubos de metal, cubos de poliuretano y LEDs. El color y la iluminación de cada obelisco cambiaba gracias a un sensor y un control interactivo, pero siempre conservando el equilibrio y la armonía respecto al otro. Con ello el artista logró conjuntar lo natural y lo científico. 

2014 Coachella Valley Music and Arts Festival - Day 1

Balloon Chain.

Robert Bose se ha dedicado durante años a realizar este tipo de instalaciones frágiles pero colosales. Se trata de cientos de globos rellenos de helio que forman una cadena inmensa que se alza al cielo libremente. Para el festival, este artista elaboró un arco con globos de color rosa que bailaron al son del viento del valle californiano.

Balloon Chain by Robert Bose Photo By Sarah Parvini

Becoming Human.

La monumental escultura estuvo inspirada en los bocetos de robots realizados por el artista Christian Ristow para su pequeño hijo. A través de esta máquina con formas humanoides pretendió recordarnos que a veces es necesario bajarnos del acelerado tren de la modernidad para disfrutar las pequeñas cosas que nos proporciona la naturaleza. 

444

Cryochrome.

Esta instalación interactiva del artista James Peterson se puede comparar con un caleidoscopio congelado. Consistía en un corredor circular cuyas paredes giraban y cambiaban de color constantemente, además, al atravesarlo soplaba aire frío para dar la psicodélica sensación de ser un vehículo transportador a otro mundo. 

555

Eepert Village.

Durante mas de diez años, la compañía The Do LaB se ha dedicado a construir ambientes interactivos en diversos festivales celebrados en California. Su objetivo es cambiar la forma en que la gente disfruta estos eventos desafiándolos a ser agentes activos y no meros espectadores. Esta zona se convirtió en un oasis donde la gente podía disfrutar y refrescarse bajo palmeras de colores.

coa1

Escape Velocity.

Poetic Kinetics explora con esta escultura la creencia de que en el espacio está la solución a muchos de nuestros problemas actuales: calentamiento global, escasez de empleo, superpoblación… Este colectivo creó esta escultura cinética capaz de entablar relaciones con la audiencia y el entorno gracias a un video proyectado en el casco del astronauta.

smhcoachella33737411_r940x6351

Giant Green Caterpillar.

El artista Mike Grandaw concibió a esta escultura penetrable como un espacio fresco para descansar. Se construyó a partir de una estructura de metal cubierta por cientos de cuadros de plantas y cesped. Natural por fuera y natural por dentro, Grandaw convirtió a los asistentes en el corazón de esta oruga. 

verdes

Lightweaver.

Lightweaver era una escultura hecha entre Stereo-bot y Oscura digital en la que fusionaron arquitectura, técnicas multimedia y diseños de iluminación. Estuvo programada para durar sólo 24 horas, periodo en el que entraron en juego luz y sonido para modificar las nociones de tiempo y espacio de los asistentes al festival. 

lightweaver

Reflection Field.

El artista Phillip K. Smith intervino el recinto de Coachella con cinco estructuras construidas con espejos y LEDs. Las más grandes alcanzaban 5.5 metros y 5 metros de ancho, pero a pesar de sus grandes dimensiones, transmitían sensación de ligereza y naturalidad. De día se percibían como cajas de espejos en las que se reflejaban el cielo y las palmeras ampliando el espacio. De noche se transformaban en bloques de color que iluminaban el camino. La instalación se construyó a base de conceptos como: lo finito y lo infinito, lo cercano y lo lejano, lo saturado y lo disperso. La intención de Smith fue promover la contemplación, la transformación y la interacción en el festival. 

ReflectionField1

Archetypes.

Esta serie se compone de varias estructuras arquitectónicas en las que se juega con el concepto “casa”. Algunas de estas casas eran de dimensiones reducidas, otras sobre dimensionadas. Con ellas se creó un ambiente divertido y surreal en la zona donde se ubicaba el camping del festival. 

coachella-houses-grid-e1397599110644

Road Trip.

Esta enorme ave de metal sostiene en su pico un columpio, ofreciendo un momento de descanso y convivencia. La escultura de Don Kennell estuvo localizada también en la zona de camping con la intención de llevar a los asistentes a reflexionar sobre su relación con la naturaleza. 

roadtrip

Intentcity.

Teale Hatheway ideó un divertido juego de palabras en el que se representa la intensidad que significa dormir en este tipo de lugares: las tiendas de acampar y las grandes ciudades. A través de estas 53 tiendas se creó un patrón homogéneo que cuestiona el impacto de la estructura de las urbes frente a la armonía de los paisajes naturales.

intentcity

Bruno León
Bruno León
Berlin, Germany
Editor in Chief
Living an adventure at archtalent.com. Architecture is my life. Always learning and trying to imagine a better world. Passionate traveler and music lover.
Autores Habituales