Un Océano de bolas en el Museo Nacional de Washington

Un Océano de bolas en el Museo Nacional de Washington

Tras el enorme éxito cosechado el pasado año con el gran laberinto de madera construido por Bjarke Ingels (mas información haciendo click aquí), visitado por más de 50.000 personas (y escenario de dos propuestas de matrimonio, como no podía ser de otra manera en USA), este verano el Museo Nacional de la Construcción de Washington DC ha presentado la Playa, una instalación interactiva diseñada por el estudio neoyorkino Snarkitecture, quienes se han inspirado en la experiencia de un día de verano en la playa de una familia cualquiera. El estudio ha hecho un ejercicio de abstracción de todos los elementos naturales y culturales de la playa y los ha recreado en el gran hall del interior del Museo. La Playa da la bienvenida a los visitantes del museo, invitándolos a explorar, jugar y a relajarse en un entorno único.

3

1

8

El impresionante hall del Museo, tiene una altura de 48 metros y está delimitado por 8 colosales columnas de estilo corintio. En su interior, la playa ocupa un espacio de 929 m2 y está construida con andamios, pladur y espejos, el recinto encierra un océano de 750.000 bolas reciclables con todo un litoral de tumbonas, sombrillas e incluso un pequeño bar en el que tomarse el clásico aperitivo. Al otro lado, la pared de la caja se encuentra cubierta con un espejo, cuyo reflejo proporciona una sensación de profundidad infinita. Como en un playa, los visitantes pueden pasear por un alfombrado de un material espongiforme que simula la arena, nadar entre las bolas o dedicarse a leer plácidamente recostados sobre una hamaca.

7

2

4

Snarkitecture es un estudio joven afincado en Brooklyn, formado hace apenas 7 años por Alex Mustonen y Daniel Arsham, quienes se conocieron mientras estudiaban en la Cooper Union de Nueva York. El trabajo del estudio se encuentra en la difusa linea que separa el arte y la arquitectura. “Para nosotros, esta instalación supone una gran oportunidad para reinventar las cualidades y posibilidades de los materiales a la vez que se crea un paisaje inesperado e inolvidable en el que los visitantes puedan relajarse y socializar”, en palabras de Alex Mustonen, cofundador de Snarkitecture.

Chase W Rynd, director del Museo, afirmó recientemente que la instalación no solo ofrece un respiro al intenso calor veraniego de Washington, sino que ofrece una nueva perspectiva para la contemplación de la propia arquitectura. “La instalación nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre nuestras propias expectativas del entorno construido y comprobar hasta donde podemos llegar cuestionando los límites establecidos”

9

6

Para ayudar a financiar la construcción de la Playa, el Museo Nacional, institución sin ánimo de lucro, promovió una campaña de crowdfunding en IndieGoGo, que contó con el apoyo de 159 personas, y recaudó 12.155 dólares (el objetivo inicial era recaudar 10.000 dólares).

Información: Snarkitecture y Museo Nacional de la Construcción de Washington DC

Imágenes: © Noah Kalina

Bruno León
Bruno León
Madrid, España
Co Founder
Living an adventure at archtalent.com. Architecture is my life. Always learning and trying to imagine a better world. Passionate traveler and music lover.
Autores Habituales